Modelo Serebrenik de la Consolidación de las Dinastías Familiares Empresariales©

Desde una edad muy temprana me generó mucha curiosidad como en mi entorno social y familiar se planteaban y discutían temas empresariales familiares sin tener un respaldo académico y como se mencionaban ideas y conceptos que para algunos casos se podían aplicar y en otras familias esas misma recetas no funcionaban. Con el pasar del tiempo me di cuenta que existen familias empresarias de más de cincuenta generaciones y compañías familiares que han logrado perdurar por más de 500 y 1000 años. A partir de esto, me pregunté qué es lo que estas familias habían logrado, cómo superaron las crisis y los conflictos inherentes a los sistemas familiares para iniciar una nueva etapa entorno al estudio y a la investigación de las empresas longevas entendiendo la aplicación de, por ejemplo, la primera frase del libro Ana Karenina de León Tolstói en el que se menciona que las familias felices tienen un camino para ser felices y las infelices tienen muchas maneras de ser infelices. Para nosotros era un reto encontrar el camino.

El impacto que las empresas familiares tienen en la economía, en el desarrollo de nuestros países, de las regiones y en la tasa de desempleo es enorme. En la medida en que logremos que las empresas puedan perdurar más tiempo estas tendrán un mayor impacto en el progreso de nuestros pueblos, habrá mayor competencia, mayor libertad y se logrará consolidar una sociedad con un mayor impacto en el desarrollo humano.

En el campo de las empresas familiares los modelos académicos explican de manera parcial las dinámicas y se enfocan sobretodo en las problemáticas del día a día de la empresa familiar haciendo énfasis en el paso de la primera a la segunda generación y en el paso de la segunda a la tercera generación asumiendo, de manera equivocada, que las familias son sistemas sociales lineales. Por el contrario, en la práctica de la consultoría en el campo de las familias empresarias una misma variable puede tener reacciones diferentes a un mismo estímulo en un momento diferente. En otras palabras, como el científico que aplica calor y presión a unas moléculas bajo un procedimiento para predecir el comportamiento de estas bajo un modelo científico se podría aplicar calor y presión a las personas de una misma familia.

Desde una edad muy temprana me generó mucha curiosidad como en mi entorno social y familiar se planteaban y discutían temas empresariales familiares sin tener un respaldo académico y como se mencionaban ideas y conceptos que para algunos casos se podían aplicar y en otras familias esas misma recetas no funcionaban. Con el pasar del tiempo me di cuenta que existen familias empresarias de más de cincuenta generaciones y compañías familiares que han logrado perdurar por más de 500 y 1000 años. A partir de esto, me pregunté qué es lo que estas familias habían logrado, cómo superaron las crisis y los conflictos inherentes a los sistemas familiares para iniciar una nueva etapa entorno al estudio y a la investigación de las empresas longevas entendiendo la aplicación de, por ejemplo, la primera frase del libro Ana Karenina de León Tolstói en el que se menciona que las familias felices tienen un camino para ser felices y las infelices tienen muchas maneras de ser infelices. Para nosotros era un reto encontrar el camino.

El impacto que las empresas familiares tienen en la economía, en el desarrollo de nuestros países, de las regiones y en la tasa de desempleo es enorme. En la medida en que logremos que las empresas puedan perdurar más tiempo estas tendrán un mayor impacto en el progreso de nuestros pueblos, habrá mayor competencia, mayor libertad y se logrará consolidar una sociedad con un mayor impacto en el desarrollo humano.

En el campo de las empresas familiares los modelos académicos explican de manera parcial las dinámicas y se enfocan sobretodo en las problemáticas del día a día de la empresa familiar haciendo énfasis en el paso de la primera a la segunda generación y en el paso de la segunda a la tercera generación asumiendo, de manera equivocada, que las familias son sistemas sociales lineales. Por el contrario, en la práctica de la consultoría en el campo de las familias empresarias una misma variable puede tener reacciones diferentes a un mismo estímulo en un momento diferente. En otras palabras, como el científico que aplica calor y presión a unas moléculas bajo un procedimiento para predecir el comportamiento de estas bajo un modelo científico se podría aplicar calor y presión a las personas de una misma familia.

Partiendo de la gran diferencia que encontramos entre el campo de acción y los modelos académicos planteados, que solo lograban una aproximación muy pobre en el campo de la asesoría para familias empresarias, y para lograr resultados más satisfactorios me di a la tarea de diseñar un modelo mas holístico que nos permitiera atender de manera más personalizada y más eficiente las necesidades particulares de cada familia empresaria. Desarrollé un modelo sistémico después de recaudar información sobre las empresas más longevas que se conocen en más de sesenta países y territorios (Prof. T.Goto) y teniendo en consideración las dimensiones del legado que por generaciones se han logrado construir y transmitir (Prof. D.Jaffe).

Finalmente, en el año 2011 diseñé un modelo muy poderoso que nos permite abordar los casos de manera lineal cuando se requiera y de manera no lineal cuando la solución requiere herramientas más complejas para casos únicos donde las variables predeterminadas no se comportan de manera lineal. Así mismo, para profundizar de manera más poderosa en nuestras intervenciones y relacionamiento profesional con las familias empresarias que impactamos de manera positiva.

El Modelo Serebrenik© permite visualizar e identificar dónde están los problemas y cuáles son los retos que deben abordar las familias empresarias que pretenden que sus patrimonios y empresas perduren por varias generaciones y para generar una mayor conciencia y oportunidades para el desarrollo de un mayor conocimiento en el área de las empresas familiares longevas.

CAPITALES QUE CONFORMAN LA RIQUEZA

El Capital Espiritual

Este es quizás el elemento más importante y de mayor trascendencia en la empresa familiar. Es el pilar fundamental, la razón para mantener la familia unida y para entender cuál es el objetivo de todo lo que se hace en la familia. Este elemento, si bien no siempre coincide con un ser superior o con una religión específica sí se relaciona con valores y causas superiores que motivan a la familia a salir adelante. De tal importancia es esta dimensión que todas las demás dimensiones de la empresa familiar se van a ver permeadas e influenciadas por este objetivo.

El Capital Intelectual

Es el conocimiento que la familia adquiere con el tiempo y que de manera directa e indirecta utiliza para potenciar cada uno de los demás capitales. Consiste en varios aspectos: desde la formación de cada uno de los hijos que en un futuro serán los dueños de la empresa hasta las enseñanzas adquiridas derivadas de situaciones y experiencias coyunturales que hacen de la empresa una estructura sólida y duradera.

El Capital Social

Este hace referencia a las relaciones externas que sus miembros puedan tener con personas o entidades que ayuden a fomentar el desarrollo de dicha empresa. En otras palabras, es lo que hoy en día conocemos cono networking, las relaciones con los gremios, con la competencia, con los proveedores, con el mundo político, con el mundo empresarial, con empresas internacionales, etc. Todo esto en aras de fomentar el emprendimiento y el bienestar tanto de la empresa como de la familia.

El Capital Humano

Los negocios familiares nacen con la expectativa de crear empresas que perduren en el tiempo y que funcionen como soporte para hijos, nietos y todas las generaciones venideras. Para que esta continuidad se materialice los fundadores deben preparar a sus descendientes para el momento en que ellos falten. Esta preparación se puede dar en muchos niveles y en diferentes áreas pero siempre dependiendo de cada individuo. Nada garantiza más la longevidad de una empresa familiar que las siguientes generaciones sean sanas, enfocadas y con buenas relaciones con los demás miembros de la familia.

El Capital Emocional

Sin duda la capacidad de adaptación a las nuevas tendencias es a su vez la cualidad más difícil de adquirir y la que más garantiza las posibilidades de poder afrontar cualquier reto. Esta capacidad de adaptación permite prever situaciones que se puedan llegar a presentar y crear mecanismos de solución de conflictos antes de que sea necesario usarlos e incluso facilita la toma de decisiones difíciles cuando haya que hacerlas. El Capital Emocional es lo que diferencia a una familia disfuncional de una funcional, la capacidad de adaptarse a un nuevo mundo y a un entorno económico diferente y la aptitud para realizar cambios apropiados en el momento adecuado.

El Capital Familiar

El Capital Familiar está representado por la unidad y el compromiso de los miembros de la familia. La unidad, además de ser un sueño compartido de la familia, es la coincidencia en el criterio al momento de tomar decisiones y desarrollar la empresa. En otras palabras, es la visión familiar compartida, lo cual se ve reflejado en la capacidad que tiene la familia de permanecer unida y comprometida los unos con los otros. Llegar a este punto de armonía no es fácil pero con trabajo, formación y esfuerzo se crean los mecanismos necesarios para sortear este tipo de crisis, ya sea por medio de consejos de familia, protocolos o acuerdos familiares o inclusive viajes periódicos en donde todos compartan momentos inolvidables que afiancen la relación.

El Capital Estructural

Un buen gobierno corporativo empresarial y familiar se da a través de un equipo adecuado para gestionar de una manera correcta el patrimonio. Es un órgano de gobierno apropiado y profesionalizado se potencializa la toma de decisiones apropiadas, se apoya la buena comunicación y se estimula el planteamiento estratégico de cada una de las demás dimensiones.

El Capital Financiero

El Capital Financiero hace referencia a todos los bienes con los que cuenta una familia. Estos pueden traducirse en empresa, bienes raíces, liquidez, etc. Estos promueven el entendimiento de las estrategias patrimoniales acordes para generar trascendencia en el tiempo venciendo los retos de la empresa familiar y de sus complejidades.